Ultimas Noticias
Pin It

Widgets

Opinión: Pescando no se llega a la rectoría de la UASD
martes, 22 de febrero de 2022 Publicado por Lo que las marcas deben saber

 

Por: William Mejía Chalas


En la famosa obra literaria La celestina de Fernando de Rojas, el criado Pármeno justifica su traición a Calisto con el proverbio siguiente: “Si yo creyera a Celestina con sus seis docenas de años a cuestas, no me maltratara Calisto. Mas esto me pondrá escarmiento de aquí adelante con él, que si dijere “Comamos”, yo también; si quisiere derrocar la casa, aprobarlo; si quemar su hacienda, ir por fuego. Destruya, rompa, quiebre, dañe; dé a alcahuetas lo suyo, que mi parte me cabrá. Pues dicen “A río vuelto, ganancia de pescadores”. ¡Nunca más perro a molino!”.


El pasado dieciséis de febrero del año en curso, el excelentísimo señor presidente de la República Dominicana, Luis Abinader Corona, amparado en estudios de monitoreo realizados por la prestigiosa universidad de Harvard, sobre la pandemia del COVID-19, anunció el cese de las medidas restrictivas a causa de la calamidad viral que nos aqueja desde hace más de dos años, dejando a la responsabilidad individual el uso de mascarillas, distanciamiento social y el requerimiento de la tarjeta de vacunación.


A este anuncio, muchos internautas reaccionaron y, como es natural, unos lo aprobaron y otros lo rechazaron. El tres veces vicerrector administrativo de la Primada de América, expresó lo siguiente: “Ante la decisión del presidente Luis Abinader de suspender todas las medidas restrictivas impuestas por el COVID-19, se hace imperativo plantear el retorno a las aulas. ¡Nuestros estudiantes, maestros y servidores administrativos merecen recuperar la normalidad!”.


Ante esta reacción, dos acólitos de un candidato a rector de nuestra amadísima Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), tomaron a su antojo dicha reacción y, sin tomar en cuenta el significado explícito de las palabras, le aplicaron interpretaciones de revuelo, afirmando que el tres veces vicerrector administrativo no entiende de planificación, ni de los procesos de la UASD.


Como si fuera poco, pusieron a firmar al médico ‘candidato a rector’ un escrito, donde en su último párrafo establece que: “quienes plantean el retorno inmediato a la presencialidad total es porque están divorciados de la vida en las aulas y no entienden que la planificación académica obedece a procesos que deben ser rigurosamente respetados”. Es una pena que el cirujano haya firmado dicho artículo en virtud de que no es su estilo llevar por derroteros oscuros una campaña entre académicos.


Ante el tuit del tres veces vicerrector administrativo, se ha tratado de armar un revuelo, lástima que los acólitos y el médico hayan seguido ese juego en virtud de que, al parecer, la desesperación los llevó a cometer un desliz, ya que al analizar el twitter del físico emprendedor nos damos cuenta que dos son las frases fundamentales de la opinión del candidato a rector por el movimiento Triunfo, primero dice: “Se hace imperativo”, esta expresión significa que se manifiesta como orden o imposición. ¿Qué se hace manifiesto de manera impositiva? Lo explica la siguiente frase del tuit: “plantear el retorno a clases…”. El significado de ‘plantear’ como suele aparecer en los diccionarios de la Lengua Española, los cuales al parecer no fueron consultados es: pensar o exponer esquemáticamente la manera de solucionar un problema o de llevar a cabo algo.


De manera que, lo que dijo el tres veces vicerrector administrativo, de manera espléndida, fue que es importante tomar las medidas administrativas de lugar para que se vuelva a la normalidad lo más pronto posible en nuestra Alma Mater.


El anuncio de la Señora Rectora Magnífica, de que se volverá a clases presenciales en el segundo semestre del 2022, solo implica que ha escuchado el llamado del tres veces vicerrector administrativo. Además, ha dejado abierta la posibilidad de que el curso de verano sea virtual o no se lleve a cabo. Para ese período ya la silla de la rectoría estaría en manos de quien las encuestas dan como seguro rector de nuestra alta casa para el período 2022-2026. Por lo tanto, están tratando de crear una confusión muy parecida a la observada cuando un río está revuelto, pero la realidad académica de la más vieja universidad del nuevo mundo impone que pescando no se llega a la rectoría de la UASD.


Lo que las marcas deben saber

Gracias por su visita..!

0 comentarios for "Opinión: Pescando no se llega a la rectoría de la UASD"

Déjanos tus comentarios